By: Administración Guatuzos On: julio 23, 2015 In: Noticias Comments: 0

La belleza aquí es tan abrumadora, que pareciese que El Edén, el mítico y bíblico paraíso donde se inició la vida, se quedó a vivir aquí para siempre. En el refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos se observa en todo su esplendor una simbiosis de vida y belleza que combina el exuberante follaje de los bosques húmedos, la vida animal salvaje, el agua viva y pura de ríos y lagos, todo ello, con una comunidad pacífica, amable y consciente del paraíso donde viven.

El refugio es una extensa franja de territorio ocupada por bosques y humedales. Se ubica al sur del Lago Cocibolca y constituye un importante ecosistema de humedal, declarado sitio Ramsar en 1997. El lugar es sencillamente precioso, un sitio ideal para el contacto directo con la naturaleza que ofrece alguna infraestructura para la recepción de visitantes, como la del ecoalbergue Centro Ecológico Los Guatuzos.

Este centro ofrece a sus visitantes actividades como recorrido de senderos, avistamiento de aves y animales salvajes, recorrido de un puente colgante, kayak, excursiones a la selva y jornadas de convivencia con la comunidad y sus labores económicas y vida cotidiana.

El sitio goza de increíbles paisajes y un microclima fresco. Esta reserva natural tiene una extensión de 437 kilómetros cuadrados y se encuentra en el municipio de San Carlos, en el departamento de Río San Juan.

Se extiende en un territorio comprendido entre una parte de la ribera Sur del Lago de Nicaragua y la línea fronteriza con Costa Rica, y tiene como límite Este el río Medio Queso y Oeste el río Pizote.

En su interior hay una amplia red de ríos, caños y lagunetas, por lo que resulta una reserva de humedal muy importante, poseedora de un riquísimo y único ecosistema silvestre.

El terreno es de llanos que se inundan en lo más copioso de la temporada de lluvia, por lo cual sin guía y sin protección adecuada, resulta ser un territorio inhóspito y de riesgo.

¿No quiere ver animales ni navegar por los caños? El sitio es el hogar de un impresionante jardín natural de gran cantidad de especies de orquídeas, mariposas, bosques vírgenes y abundante vegetación de pantano donde se ocultan culebras, ranas, caimanes y lagartos.

La fauna es variada: mamíferos grandes como jaguares, pumas, pizotes, perezosos, guardatinajas y oso caballos, además de familias de monos congo y monos cara blanca; hay también tortugas de varias especies, iguanas, garrobos, basiliscos, serpientes y muchas otras especies de animales.

Sin embargo, entre tanto atractivo natural, la joya de la corona natural la ganan las aves: aquí conviven cientos de especies de aves acuáticas y de bosques, locales y migratorias.

Se estima que en el refugio anidan unas 400 especies de aves como garzas, patos, loros, lapas, gavilanes y muchos otros más. El refugio toma el nombre de los Guatuzos, una antigua tribu indígena que habitó el territorio y que actualmente desapareció.

El refugio es frecuentemente visitado por nacionales y extranjeros que llegan para realizar estudios de flora y fauna, o por personas amantes de apreciar la vida silvestre en su ambiente real y únicamente se puede llegar a él en lancha desde San Carlos, una travesía de tres horas por el lago y sus paisajes idílicos de isletas y bandadas de pájaros que alegran la vista y la vida.

Trackback URL: http://losguatuzos.com/2015/07/23/el-eden-en-los-guatuzos/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *